HOTEL


Cuando el agitado ritmo de vida te impide llevarlo contigo o cuidarlo, te damos la tranquilidad de un hotel donde sepas que estará no solo en un lugar seguro, sino también donde pueda jugar, correr y hasta nadar con sus amigos humanos y peludos. Nos hace felices cuando nuestros huéspedes están felices de volver, porque se sienten “siempre como en casa”.